Spectacle of the eight La Seu Cathedral Palma de Mallorca

El “espectáculo del ocho” en La Seu de Palma

La Catedral de Santa Maria de Palma, conocida popularmente como La Seu, es uno de los edificios más visitados de Palma y toda la isla. Pero hay tres días al año que La Seu es de visita obligatoria. Uno es el 24 de diciembre por el Canto de la Sibil·la (Patrimonio Inmaterial de la Humanidad) y los otros dos son el 11 de noviembre y el 2 de febrero: cuando el rosetón de la Catedral de Mallorca se asocia con el sol para crear el “Espectáculo del Ocho”.

Consejo: Es recomendable llegar con bastante tiempo de antelación para poder ver el “espectáculo del ocho” pues mucha gente visita La Seu en estas fechas tan señaladas. El efecto depende de que ese día brille el sol por la mañana.

El Espectáculo del Ocho: 11 de Noviembre y 2 de Febrero

El 11 del mes 11 y el 2 del mes 2, festividad de la Candelaria y San Martín respectivamente, son los días en los que se da el “espectáculo del ocho” entre las 8 y 9 de la mañana.

El rosetón Mayor de La Seu es atravesado por los rayos de sol de primera hora de la mañana para reflejarse justo debajo del rosetón de la fachada principal, situado en el lado opuesto de La Seu. El efecto lumínico crea un “8” entre los dos rosetones dando nombre al “espectáculo del ocho” (o “espectacle del vuit” en catalán).

¿Sabías que el rosetón Mayor de La Seu con unos 13 metros de diámetro y 1.236 cristales de colores es el mayor de una catedral gótica?

Fenómeno lumínico del solsticio de Invierno en La Seu

Durante unos 20 días alrededor del solsticio de invierno -día 22 de diciembre- se produce otro efecto lumínico entre los rosetones de La Seu: es posible ver salir el sol por los rosetones.

En este caso el fenómeno es solo apreciable desde fuera de La Seu –la terraza de Es Baluard es un buen lugar- y se ve como el rosetón mayor y el de la fachada principal crean una especie de caleidoscopio al alinearse entre sí y los rayos de sol del amanecer.

Visitar la Catedral de Santa Catalina de Palma de Mallorca

Visitar La Seu no es solo interesante durante los fenómenos lumínicos que allí se producen: la catedral de Mallorca es un exponente de la arquitectura del siglo XIII, un lugar de culto y una visita obligatoria para los amantes del arte gótico levantino.